Escucha esta nota aquí

El asambleísta departamental chuquisaqueño Eusebio Cordero, de la agrupación opositora Chuquisaca Somos Todos, fue enviado a la cárcel acusado por violencia política. Este asambleísta había denunciado al fiscal general Ramiro Guerrero por celebrar sus cumpleaños en los salones de la institución,

La denuncia contra Cordero fue presentada por su colega Sandra Siñani (MAS), que había recibido en su teléfono celular una foto obscena de Cordero, pero este niega haberla enviado.

Para sustentar la decisión judicial no fue determinante que se demostrara si el teléfono celular de donde salieron las fotos pertenece o no a Cordero

“En esta etapa de investigación se tendrá que averiguar y determinar de qué celular han salido las imágenes, si el celular pertenece a este ciudadano o no”, dijo la jueza 5.º de Instrucción en lo Penal de la Capital, Odalys Serrano.

El Ministerio Público aceleró el proceso, imputó al asambleísta y pidió la detención preventiva.

“El asambleísta Cordero fue denunciado por Siñani por amenazas por una foto íntima que recibió en su teléfono celular, la fiscalía abrió investigación por acoso político y pornografía, pero lo imputó por violencia política”, dijo su abogado, Adrián Zárate.

Cordero había denunciado al fiscal general, Ramiro Guerrero, por uso indebido de bienes públicos, puesto que en julio había festejado su cumpleaños con un grupo musical al vivo en el salón de audiencias de la Fiscalía General del Estado. Esta denuncia fue rechazada por los subalternos de Guerrero, que cerraron el caso en septiembre, pese a que circularon incluso videos del festejo.

Conflictivos

Cordero y Siñani ya saben de denuncias en la Fiscalía. En 2016 ambos coincidieron como denunciados por casos de violencia intrafamiliar. Cordero fue denunciado por golpear a su pareja en presencia de sus hijos. Él calificó la denuncia de política y llegó a un acuerdo con su pareja, pese a que no era la primera vez que recibía este tipo de demandas.

Siñani, por su parte, fue acusada de golpear a su expareja. La asambleísta se acusó mutuamente con su expareja de violencia ante la división de la policía que atiende este tipo de casos.

En esa oportunidad, Cordeno amenazó a Siñani con procesarla, luego de que ella le gritara “golpeador y asesino” en una sesión de la asamblea chuquisaqueña.

Ahora, el asambleísta estará detenido preventivamente en la carceleta del municipio de Padilla, a unos 180 kilómetros de la capital del Estado.

Su abogado apeló está decisión de la jueza porque considera un exceso, al no haberse acreditado la autoría y tampoco demostrado los riesgos procesales de fuga.

Zárate dijo que la Fiscalía tampoco secuestró los celulares de la denunciante ni del denunciado con fines investigativos y de peritaje para determinar si evidentemente provienen del equipo de Cordero.