Escucha esta nota aquí

La imprudencia de ir hablando por teléfono celular y la velocidad provocaron que un conductor metiera su auto de taxi dentro del canal de drenaje de la avenida Paurito.

Pese a la profundidad del canal, de aproximadamente 2,5 metros, el conductor salió sano y salvo.

Manuel Carrillo fue el vecino que vio el accidente, dijo que el taxista iba a gran velocidad detrás de un micro el cual frenó para alzar pasajeros, siendo chocado de atrás.

Tras el impacto, el chofer del taxi perdió el control y fue a parar al fondo del desagüe, de donde salió para dar explicaciones a un par de policías que acudieron a atender el hecho.