Escucha esta nota aquí

El himno chileno dio inicio al acto de lectura del fallo en la ciudad de Antofagasta. En el muelle histórico se armó un escenario y una pantalla gigante y a este lugar no llegaron los ciudadanos bolivianos. La alcaldesa Karen Rojo insistió en que la soberanía no se toca y pide nuevo diálogo para avanzar en temas bilaterales. 

Unas 300 personas llegaron al muelle, ese lugar que en 1879 fue invadido por tropas chilenas. Solo banderas chilenas se levantan y la presencia boliviana no llegó, como lo había adelantado Rojo. 

"El Tratado de 1904 está vigente y se lo cumple, pero no confundamos libertades con libertinaje. No podemos seguir permitiendo que se contamine nuestra ciudad y haya más enfermos de cáncer", remarcó la alcaldesa chilena.