Escucha esta nota aquí

Montañeros han encontrado los restos de un avión de la compañía LAN que había permanecido desaparecido desde el 3 de abril de 1961 cerca de la ciudad de Linares, a unos 300 kilómetros al sur de la capital, Santiago.

Entre los 24 pasajeros fallecidos, viajaban ocho futbolistas y el entrenador de un equipo de primera división de Chile, además de tres árbitros, informa el periódico español El País.

Los deportistas eran parte de la plantilla del Green Cross, uno de los equipos del fútbol chileno más importantes del momento. Entre ellos, se encontraba Eliseo Mouriño, que jugaría el mundial de 1958 con Argentina.

Una semana después del accidente, los equipos de rescate encontraron el extremo de la cola del avión y algunos restos humanos, pero el trabajo fue suspendido debido a la peligrosidad y a la ubicación del lugar del accidente.

Para llegar hasta allí, el equipo de nueve miembros ha viajado dos días a caballo, atravesando arroyos y barrancos, además de otros dos días de escalada en las montañas. Y para bajar han necesitado otros dos días más.

El equipo de la expedición, liderado por Lower López ha encontrado piezas del avión, incluyendo una hélice, alrededor de una pendiente rocosa. "También hemos encontrado restos humanos", dijo.

Varios miembros de la familia de los desaparecidos han expresado su deseo de ir hasta el lugar del accidente. "Quieren ir hacia arriba, cerrar un capítulo en sus vidas, ver dónde está el avión y los restos de sus seres queridos. Si no son capaces físicamente, yo no subiré con ellos. Es demasiado peligroso", agregó López.