Escucha esta nota aquí

El Procurador General del Estado y parte del equipo que acompaña la Demanda Marítima de Bolivia en La Haya, Héctor Arce, dijo que el presidente Evo Morales no se molestó con el embajador Armando Loaiza por decir que intentará quitarle su "trama anticatólico". 

"No creo que este molesto (el presidente), no creo. Es una afirmación desafortunada y en mi criterio creo que no debe ameritar una sanción mayor, pero sí debería haber una reflexión y una corrección", señaló el jurista. 

Explicó que el Gobierno nacional respeta el liderazgo de la Iglesia Católica y celebra que Francisco lidere las transformaciones en el clero, ratificando que el presidente es muy creyente y simpatiza con los cambios en esa orden.

Conoce más: Califican de irrespetuosos los dichos de Loaiza

"No empaña para nada nuestra fe y situación que se transforma cuando uno ve que la Iglesia Católica, felizmente y gracias a Dios, está liderada bajo el pontificado de un hombre tan extraordinario como lo es el papa Francisco", señaló la autoridad. 

Loaiza le dijo a EL DEBER que accedió a la entrevista para hablar del tema marítimo y no sobre asuntos religiosos. Dijo que no sabía que lo estaban grabando cuando se refirió al tema vinculado entre la religión y el mandatario.

“Este señor (periodista chileno) fue a Bolivia a sabotear la llegada del papa, en Chile estaban muy nerviosos, pero no lograron nada porque el papa apoyó la causa nacional”, detalló el diplomático en entrevista con este medio.

También puedes leer: Loaiza culpa al periodista chileno