Fue un extenso discurso. El presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), José Antonio Revilla, pidió este jueves en Sucre al jefe de Estado, Evo Morales, que incluya al Órgano Judicial dentro del programa 'Bolivia Cambia', para garantizar proyectos y nuevas infraestructuras. 

"Queremos que cada municipio tenga su propia Casa de Justicia, presentaremos los respectivos proyectos", afirmó la autoridad judicial, anticipando la implementación del expediente judicial electrónico y reducir la carga procesal. 

El titular, durante la inauguración de la gestión judicial, se estrelló además contra la prensa, anticipando la existencia de una Agencia Judicial de Noticias y también contra activistas que "critican todo".

Tildó a los periodistas de "tergiversadores de la información y manipuladores de la misma" y sostuvo que su discurso estuvo dirigido al pueblo y "no a los activistas que siempre ven todo está mal hecho".

Revilla manifestó que los magistrados no son integrantes de "logias”, resaltando la resolución de causas durante la pasada gestión y atribuyó la retardación de justicia a un concepto que surge de un "un prejuicio burgués".

A su turno, en una intervención corta, el presidente Morales destacó que el informe del titular del TSJ "inspira confianza" y afirmó que Bolivia ahora es modelo internacional en varios proyectos, instando a que esa transformación y ejemplo también llegue a la administración de justicia, abogando a que exista cero de tolerancia a la corrupción.