Escucha esta nota aquí

Hace un año, Meghan Markle y el príncipe Harry hicieron su primera aparición pública oficial durante los Invictus Games del 2017.

Recientemente, la exactriz asistió a la última edición de estos juegos, ahora como duquesa y futura mamá. 

Tanto en los Invictus Games, como en toda la gira que han tenido Meghan y Harry por Australia lo que llama más la atención son sus looks, especialmente el de embarazo que llevó Markle al memorial de ANZAC (que recuerda y honra a los hombres que combatieron en la Primera Guerra Mundial).

La razón fue que en junio de este año, Jenna Coleman, a quien se la relacionó sentimentalmente con Harry en 2015, fue vista con el mismo diseño de Emilia Wickstead que usó Meghan hace unos días.


¿La diferencia? Meghan apostó por el negro, mientras que Jenna lo llevó en blanco durante la final de Polo Cartier Queen's Cup. Además, Meghan se inclinó por un total black look, en el que su sofisticado sombrero fue el gran protagonista. 

Por otro lado, Coleman añadió detalles en otros tonos como sus zapatos negros y su bolsa nude, para crear contrastes en su look.