Escucha esta nota aquí

Cerrada la negociación entre el Gobierno y la Central Obrera Boliviana (COB) que fija un 8,5%?de incremento a la masa salarial y un 15% al salario mínimo nacional para la presente gestión, el sector empresarial formal y los micro y pequeños emprendedores del país piden al Gobierno incentivos para afrontar las cargas sociales.

Para el presidente de la Confederación Nacional de la Micro y Pequeña
Empresa de Bolivia (Conamype), Víctor Ramírez, la relación porcentual de ajuste al salario es demasiado ‘pesada’ tomando en cuenta que este sector pasa aprietos por la falta de incentivos y políticas públicas para fomentar el crecimiento productivo del sector.

Según Ramírez, el sector de la micro y pequeña empresa requiere la promoción del consumo interno en ferias productivas para generar ingresos y garantizar el cumplimiento de las obligaciones laborales y sociales en los plazos que se definan. Igualmente, dijo que requieren una línea de crédito con tasas de interés preferenciales para innovar tecnología, ser eficientes y competitivos. El acceso a mercados externos es otra demanda sectorial.

Desde la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (Caneb), el presidente Guillermo Pou Mon señaló que este sector rechaza los porcentajes del alza salarial definido en la negociación entre la COB y el Gobierno.

Anteponiendo la exclusión de los empleadores en la decisión, Pou Mon indicó que el alza salarial anual debe ser reemplazada por una política salarial vinculada a la productividad en la que se considere los resultados de los trabajadores y la eficiencia de las unidades productivas.

En criterio del empresario, el aumento no consensuado puede generar crisis en algunas empresas y contraer la economía. Exhortó al Gobierno generar políticas de incentivo en el ámbito laboral, tributario, financiero, acceso a mercados y logística.

Gabriel Dabdoub, titular de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz, dijo que el sector empresarial reducirá los recursos que tenía destinados para la inversión y el crecimiento de las unidades productivas.
En criterio de Ronald Nostas, nuevo presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, aumentar los salarios por encima de la inflación de 2014 (5,19%) perjudicará al sector formal de la economía.

Crecen cargas sociales
Desde la Dirección del Trabajo de Santa Cruz, el titular Aníbal Melgar indicó que los empleadores, además de incrementar un 8,5%?a la masa salarial y un 15% al salario mínimo nacional, deben asumir otras cargas sociales vinculada con aportes a la seguridad social, a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), primas, liquidación de beneficios sociales en caso de retiro y subsidios