Escucha esta nota aquí

Yimy Urzagaste Zabala, de 34 años, apareció el 27 de enero en Yapacaní con lesiones en la cabeza y en un aparente estado de inconsciencia, se acercó a la Policía y denunció que había sido víctima de un plagio. La Fiscalía ha encontrado incongruencias en sus declaraciones y ha decidido investigarlo por simulación de delito.

Zabala es piloto con el grado de capitán en la Fuerza Aérea Boliviana (FAB). Según las declaraciones que brindó al Ministerio Público, fue víctima de un secuestro el 5 de enero, cuando abordó un taxi por inmediaciones de la terminal Bimodal de la capital cruceña.

La historia del militar

Desde hace dos años, según declaraciones del subcomandante de la tercera Brigada Aérea, Humphrey Armando Roca, el piloto militar estaba destinado en Roboré con el Grupo Aéreo 61. Salió desde allí hacia a la ciudad de Santa Cruz, para ello pidió permiso de cinco días. Justificó que su esposa requería de su presencia por problemas médicos.

Dice que cuando subió al taxi no se percató que, además de la conductora, había otro sujeto en el vehículo. De allí fue trasladado a un poblado lejano, estuvo secuestrado por cerca de diez días y después de una pelea con sus captores, huyó. Pidió ayuda a colonos, que luego lo dejaron en el municipio de Yapacaní.

Sospechas

Renzo Estevez, fiscal asignado al caso, dijo a EL DEBER que se han encontrado incongruencias en la historia del militar y se sospecha que inventó el secuestro por lo que ahora será indagado por simulación de delito.

En este marco, la Fiscalía le tomará declaraciones el lunes a las 8:00. Por la misma situación será investigada la esposa del capitán que ya tiene cita para declarar, también el lunes, pero a las 8:30.