Escucha esta nota aquí

Con un vestido cubierto de pedrería, tocado con plumas multicolores y resguardada por casi una veintena de guardias, que evitaban que el público se le acerque, la reina del Carnaval, Fátima Jordán, hizo su aparición en la tercera preca y nuevamente fue la protagonista de la noche.

La cita, que arrancó a las 19:30, se inició con plataformas ciudadanas que defienden el 21-F y el ballet Idol Dance Cr3w. Le siguieron 14 grupos folclóricos hasta la aparición de la reina, seguida por 21 comparsas.

En el recorrido, de la Manzana Uno hasta la plaza del Estudiante, a pesar del excesivo control, la soberana pidió bajarse seis veces del carro para saludar a los niños.