Escucha esta nota aquí

Operadores VIP del HSBC Suiza se reunieron con políticos, empresarios y personalidades de al menos 25 países en hoteles de lujo para ofrecer operaciones de evasión de impuestos en paraísos fiscales.

Los banqueros de HSBC Suiza viajaron a naciones de cuatro continentes para reunirse discretamente, y a veces ilegalmente, con clientes que colocaron sus fondos no declarados, según nuevas revelaciones de la operación SwissLeaks publicadas ayer en medios suizos.

Así, entre 2004 y 2005, los documentos de SwissLeaks -es decir los datos de HSBC Suiza filtrados por el exinformático Hervé Falciani- muestran que hubo al menos 1.645 citas en 25 países con clientes del banco, según los diarios Tages Anzeiger y Le Temps.

Estas citas se llevaban generalmente a cabo en hoteles de lujo o restaurantes gastronómicos.

Cuando se trataba de simples visitas de cortesía, éstas eran legales. Pero cuando el banquero las aprovechaba para hacer operaciones, como recuperación de fondos o ayudas a eludir los impuestos, estas visitas eran ilegales.

Cinco de esos 25 países -Estados Unidos, Francia, Argentina, España y Bélgica- han interpuesto procedimientos judiciales contra HSBC Suiza.

Estos banqueros, que tomaban regularmente el avión para ir a ver a sus clientes, eran llamados Relations Managers, o RM.

Según los medios suizos, estos banqueros extremaban las amabilidades con sus clientes o sus futuros clientes.

Estos banqueros aprovechaban también estas visitas para proponer a sus clientes soluciones para eludir una tasa europea sobre los depósitos de ciudadanos europeos en Suiza, llamada ESD (European Savings directive), y que entró en vigor en 2005. Este impuesto grava hasta un 15% los intereses obtenidos por estos fondos en Suiza.

Una investigación del periódico francés Le Monde y de varios medios internacionales, SwissLeaks, ha sacado a la luz las técnicas de miles de particulares para disimular dinero no declarado en la filial suiza de HSBC.

La punta del iceberg
El informático Hervé Falciani, empleado del banco HSBC que se llevó los ficheros sobre las prácticas de evasión fiscal de la entidad a través de su filial suiza, advirtió ayer que hay muchos más nombres que los 106.000 titulares de cuentas de los que se han publicado en la prensa.

"No es más que la punta del iceberg", subrayó Falciani en una entrevista publicada ayer en Le Parisien, y explicó que los periodistas sólo han tenido acceso a "una parte" de los ficheros que él filtró al dejar HSBC en 2007 y que revelan operaciones financieras por $us 180.000 millones.