El rally Dakar 2015 puso nuevamente a Bolivia ante los ojos del mundo y en esta ocasión con un invitado especial: el salar de Uyuni, que fue recorrido por autos, motos y cuadriciclos conducidos por varias figuras nacionales e internacionales de los deportes de los fierros.

La oportunidad fue aprovechada por los responsables de difundir el turismo en el país, que se empeñaron no solo en que la competencia pase por el salar, sino también de difundir todos los atractivos que hay en este sitio natural, cuyo paisaje se convierte en un verdadero deleite para la vista.

A pesar de que se escucharon algunas quejas por la falta de sitios de hospedaje y en servicios para el viajero en Uyuni, las autoridades nacionales afirmaron que el turismo en la población potosina subió un 100%.

La prensa internacional no quedó ajena a los encantos de este inmenso mar de sal y reflejó, por distintos medios, la belleza que reina en el lugar