Escucha esta nota aquí

El médico pediatra Carlos Terán Miranda fue detenido en la clínica Golden Valley en California, Estados Unidos, acusado de filmar a sus pacientes con una cámara oculta en su consultorio.

Terán fue acusado por pederastia después de que la Policía requisó su consultorio y vivienda. Allí los uniformados encontraron material de pornografía infantil, lo que reveló que la cámara escondida tenía esos fines.

La Policía no pudo determinar el tiempo que el médico llevaba filmando a sus pacientes, que también trabajó en otro hospital en Nueva York, según un reporte del canal Red Uno.

Una madre de familia descubrió la cámara hábilmente escondida en un florero y denunció al médico. "Como madre siempre estuve acompañando a mis niños, pero me asusta que otras personas hayan sido víctimas", manifestó la mujer. Otra madre dijo que jamás sospechó de las intenciones del médico.