Escucha esta nota aquí

¿Hasta dónde tiene límites la libertad de expresión? Esta es la pregunta que ha generado el debate en torno a la decisión de otorgar a la revista Charlie Hebdo el premio Pen American Center que se entrega anualmente en los Estados Unidos en nombre de la defensa de la libertad de prensa.

Varios de los miembros de Pen, entre los que se encuentran los más destacados periodistas norteamericanos e incluso premios Pulitzser, protestaron por la decisión de la Directiva de premiar a la revista satírica, que sufrió un atentado terrorista, el pasado mes de enero, en el que murieron 12 personas, entre ellos varios periodistas.

La gala literaria de la Pen American Center se realizará la noche de este martes en Nueva York y se verá opacada por esta polémica.

El fin de semana surgió una discusión entre aquellos que creen que se debe reconocer la valentía de la revista, que decidió publicar caricaturas de Mahoma pese a las amenazas de los extremistas yihadistas, y los que consideran que lo único que se promovía era el racismo en contra de las personas musulmanas.

Para algunos, la naturaleza intolerante de las caricaturas de Charlie Hebdo es clara. "Es una publicación racista", dijo Francine Prosa, ex presidente del PEN, citado por The New York Times.

Por su parte, Adam Gopnik, un escritor de The New Yorker, defensor del premió declaró que “si se hace un esfuerzo mínimo para entender Charlie Hebdo en el contexto adecuado, no se puede concluir que las publicaciones son racistas, en cualquier sentido de la palabra".

Jean-Baptiste Thoret, el crítico de cine de Charlie Hebdo, que sobrevivió esa mañana de enero por llegar tarde al trabajo, y que recibirá el premio en nombre de la revista, afirmó que no reprochará a las personas que no asistan a la gala de esta noche en Nueva York, pero considera que “lo peor es cuando se dice a la gente, si no actúas de esta manera, es que no defiendes la libertad de expresión”.

Según destaca el diario El País de España, Peter Carey, Michael Ondaatje, Francine Prose, Teju Cole, Rachel Kushner y Taiye Selasi son algunos de los reconocidos periodistas que decidieron no asistir a la gala del Pen American Center.