Escucha esta nota aquí

El sospechoso del 13-N Mohamed Abrini, detenido el viernes, es el tercer supuesto terrorista del aeropuerto de Bruselas que acompañaba el 22 de marzo a los dos que se inmolaron, conocido también como el ‘hombre del sombrero’, confirmó ayer la Fiscalía Federal belga en un
comunicado.

Agregó que Abrini fue confrontado a los resultados de diferentes exámenes expertos y reconoció su presencia en los hechos. “Ha explicado que tiró su chaqueta a la basura y que revendió su sombrero a continuación”, apuntó.

Según el diario L"Echo, que adelantó la noticia, Abrini confesó en su declaración que los comandos que atentaron en Bruselas el 22-M querían en realidad volver a actuar en París. Pero les sorprendió la investigación, que avanzaba muy rápido, y entonces decidieron cometer los atentados en Bruselas, añadió la Fiscalía.

Un juez culpó ayer a Abrini de participar en actividades de grupo terrorista y de asesinatos terroristas. Los mismos cargos impuso a Osama Krayem, conocido también como Naim Al Ahmed, confirmado como el ‘segundo hombre’ que fue visto con el terrorista que se inmoló en la parada de metro de Maelbeek de la capital. La detención de Abrini en Bruselas confirma el estrecho vínculo entre los atentados del 13 de noviembre en París y los del pasado 22 de marzo en la capital belga.

Mientras, en EEUU
La embajada de EEUU en Turquía alertó a sus ciudadanos en ese país que hay “amenazas creíbles” de atentados contra turistas en Estambul y en Antalya y reforzó seguridad.