Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

Apuntalar la economía del país, rediseñar las políticas sociales y delinear una estrategia de lucha contra la corrupción, son algunos de los 10 desafíos para 2016 planteados por autoridades y líderes políticos y sectoriales consultados por el diario EL DEBER, además del presidente Evo Morales que ayer se refirió al tema.

El responsable de la Asesoría Económica de la Gobernación cruceña, José Luis Parada; el exvicepresidente del Estado, Víctor Hugo Cárdenas, el titular de la Cámara del Senado, José Alberto Gonzales y el analista político, Ludwing Valverde dieron una mirada al 2016 y también identificaron entre los retos el rediseño de un plan anticrisis económica por la baja de los precios de los hidrocarburos, de lucha efectiva contra el narcotráfico y contra la corrupción, definir las tareas de los ministerios para coordinar las políticas sociales como educación, salud y generación de empleos, además de trabajar en la profundización del sistema democrático y la consolidación de la fiscalización desde la Asamblea Plurinacional sobre el gasto público.

La visión del Gobierno
El presidente del Estado, Evo Morales, espera que Bolivia siga liderando el crecimiento económico, que es diferente al de otros países, pues a su criterio, en otras naciones, las inversiones están concentradas solo en el sector privado y no en una economía plural como en Bolivia. “Este año pudimos estar mejor todavía, pero el cambio de autoridades en las gobernaciones y en las alcaldías ha perjudicado,”, dijo el mandatario que habló con los medios de prensa en la capital cruceña.

La reducción de la pobreza también está en las prioridades, pues el objetivo es llegar al dígito uno en el tema de la extrema pobreza.
Conozca los 10 desafíos planteados por los consultados:

1.- Profundización de la democracia a través de la institucionalización de las empresas públicas, que la Asamblea Plurinacional y la Controlaría realicen una fiscalización real del gasto público. Diseñar una política de austeridad del gasto público. El referéndum del 21 de febrero marcará nuevo rumbo en el país.

2.- Repartir las tareas de los ministerios, definir las prioridades del Gobierno en cuanto a la gestión pública y puntualizar si la prioridad para 2016 son los proyectos carreteros, de salud y educación.

3.- Diseñar un plan anticrisis económico frente a la reducción de los precios de productos como el maíz, soya e hidrocarburos. Para el Gobierno, el reto es que Bolivia sea uno de los países con el mayor crecimiento económico.

4.- Concretar un acuerdo con el sector privado (agropecuario e industrial) para buscar alternativas que ayuden a superar la crisis, encarar una política agropecuaria para medianos y pequeños productores, campesinos y pueblos indígenas. Incluir las semillas transgénicas.

5.- Cambiar las políticas de los cupos de exportación para viabilizar las exportaciones y así generar nuevos ingresos económicos. Proyectar una política prioritaria que incentive la exportación y producción nacional.

6.- Diseñar una política en el área social para incrementar el núnero de contribuyentes y replantear las políticas nacionales de anticorrupción. Implementar un régimen autonómico óptimo y de beneficio a las regiones y consolidar el Pacto Fiscal.

7.- Luchar contra el feminicidio y la trata y tráfico de menores. Rediseñar el sistema judicial y después del referéndum se convocará a una nueva cumbre judicial. Para el 2016, el desafío de la Asamblea Plurinacional será el tratamiento del Código del Sistema Penal y el nuevo Código Penal.

Hasta el 15 de enero se sancionará la Ley del Senasag y se priorizará el juicio a los exmandatarios de Bolivia. La implementación de un plan de seguridad ciudadana que reduzca significativamente los hechos delictivos

8.- Construir estrategias sobre la negociación marítima porque hasta ahora hubo acciones que dieron buenos resultados en el conflicto que tiene Bolivia con Chile.

9.- Diseñar estrategias en el tema de descolonización, donde no solo se incluya a los pueblos indígenas, sino que también integre a las mujeres y personas con capacidades diferentes. Defender los recursos naturales y la madre Tierra con políticas de desarrollo sostenible.

Trabajar en la inclusión de los pueblos indígenas en las actividades del Estado.

10Estructurar una estrategia y política de combate al narcotráfico en el país. Para el presidente Evo Morales, entre los desafíos del área social, está cuidar la paz social no solo en Bolivia, sino en Latinoamérica para trabajar de manera conjunta en el crecimiento económico