Escucha esta nota aquí

El ministro de Defensa Reymi Ferreira afirmó que el Gobierno de los Estados Unidos (EEUU) subestimó los servicios de inteligencia de la administración nacional, tras revelarse un supuesto plan "B" ante un golpe de Estado o el asesinato del jefe de Estado, en 2008.

"Se ha subestimado la capacidad de los servicios de inteligencia de Bolivia, se ha subestimado la capacidad de análisis político que tiene esta administración, este Gobierno", señaló la autoridad en entrevista con radio Patria Nueva. 

Conoce más: EEUU niega conspiración contra el Gobierno de Evo

Afirmó además que "nosotros tenemos pruebas de 2007 y 2008 de contactos que ha tenido el vocero de Estados Unidos, ligados con la oposición, pero actividades no públicas, si no reuniones para alentar las actividades de oposición contra la ley".

Sin embargo, en la víspera la embajada de ese país señaló que "el Gobierno de los Estados Unidos no estuvo involucrado en ninguna conspiración, intento de derrocar al gobierno de Bolivia o de asesinar al presidente Morales".

Lee también: Bolivia no ve definitivo el tener embajador de EEUU

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, denunció que el país norteamericano tenía una estrategia de EEUU para impulsar un golpe de Estado o el asesinato del jefe de Estado, en 2008, cuando existió un movimiento separatista en el país, según el Gobierno.

Ayer la representación diplomática explicó que dicho plan "B" corresponde a "un Comité de Acción de Emergencia para proponer planes de contingencia como una práctica rutinaria, para garantizar la seguridad del personal de la misión".

Puedes ver: EEUU tenía Plan "B" en caso de magnicidio de Evo

Reymi concluyó señalando que "antes que se haga una denuncia internacional, hay que hacer una investigación interna, demostrar que esa información es demasiado precisa. Hay montos, nombres y casi todos los documentos que se han filtrado de Wikileaks son verdaderos".