La jueza Vivian Patricia Gonzáles Rioja será procesada penalmente por el Ministerio Público tras haber dictado medidas sustitutivas al coronel de la Policía Juan Carlos Tapia Mendoza, quien había sido detenido este jueves en posesión de 42 kilos con 700 gramos de cocaína.

La jueza estableció, a cambio de no ir a prisión, una fianza de 50.000 bolivianos, que se presente a firmar cada 15 días, arraigo y que no se comunique con otras personas vinculadas al narcotráfico.

“El Ministerio Público procesará penalmente a esta jueza que no valoró las evidencias presentadas por los fiscales en la audiencia de medidas cautelares. Creemos que se trata de un proceder totalmente equivocado y nos parece que hay una especie de protección al coronel de la Policía”, expresó, mediante un comunicado, el fiscal de Santa Cruz, Gomer Padilla.

“Lamentablemente como Ministerio Público nos sentimos solos en esta lucha contra las drogas y es una pena que algunos jueces no acompañen el trabajo de nuestros fiscales y más bien se dediquen a beneficiar a personas que han sido descubiertas en posesión de cocaína (…). Hay instituciones y autoridades que en casos de pandilleros y otros tipos de delitos menores salen ante los medios a presentarlos, pero cuando se trata de un uniformado de alto rango todos guardan silencio”, finalizó Padilla.

La detención


De acuerdo con el cuaderno de investigación, el policía fue aprehendido este jueves en su domicilio del barrio barrio Los Ángeles donde se encontró 42 kilos con 700 gramos de cocaína, camuflados con cinta masquín y bolsas tipo nailon en el techo del domicilio del comandante.

La imputación formal fue presentada ante el Juzgado 15 de Instrucción en lo Penal de la capital oriental y se pidió la detención preventiva en el penal de Palmasola, pero en la audiencia cautelar la jueza benefició con medidas sustitutivas al coronel que se desempeña como Comandante del Grupo de Apoyo Civil a la Policía (Gacip) en El Alto.