Escucha esta nota aquí

Real Potosí encaró la derrota ante Nacional (2-3), con un equipo corto debido a la falta de los carnés de habilitación de los jugadores Juan Justiniano, Horacio Sánchez, Bladimir Ortega y Limbert Fernández, quienes estuvieron en la planilla que presentó el técnico argentino Wálter Botto.

Las ausencias generaron un cambio de último momento en los lilas que tuvieron que apostar por el ingreso de Rodrigo Ávila en lugar de Justiniano, que estaba considerado en el equipo titular para el partido contra la ‘banda roja’, que se cumplió este domingo en la Villa Imperial.

Sin detallar nombres, el asesor legal de los socios de Real Potosí, Édson Iñiguez explicó a medios de Potosí que en principio se convocó a cinco jugadores que estaban entrenando en el grupo del expresidente Wilson Gutiérrez. Los mismos que se negaron.

La nueva dirigencia bajo la presidencia interina de Juan De Uzín, buscará en las próximas horas tratar de unificar a ambos grupos para contar con más jugadores habilitados para el próximo partido contra Blooming, el miércoles 1 de agosto en Santa Cruz (18:15).

De la misma forma, se maneja en reserva la situación de la habilitación de nuevos refuerzos que debió realizarse antes del cierre del libro de pases, el pasado sábado 28. Los lilas tenían pendiente la inscripción en la FBF de los argentinos, Luciano González (defensor), Maximiliano Gómez (mediocampista) y Luis Leguizamón (delantero).