Escucha esta nota aquí

Como si se tratara de una mascota, un león joven paseaba en el interior de un auto que circulaba por una autopista congestionada de la ciudad de Vladivostok, en Rusia. 

El animal lo olfateaba todo, cerraba sus ojos para dejar que el viento le acariciara el rostro y, de vez en cuando, echaba una mirada a los vehículos en movimiento. Tal cual lo haría un perro. En el video, que se volvió viral, se observa que el león tiene una correa.