Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales dijo este viernes que está plenamente seguro que ganará el Sí en el referendo de la reforma constitucional del 21 de febrero y llamó a la población a batir otro récord con una votación que alcance el 70%.

"Compañeros seremos sinceros, aunque el TSE me castigue no importa", manifestó el Mandatario, para referirse en su primer discurso de inicio de este año 2016, al ámbito político y llamar a la ciudadanía batir un nuevo record electoral el próximo 21 de febrero.

"Mi gran deseo en lo político, vamos a ganar con el Sí el 21 de febrero de este año, vamos a ganar ampliamente. Eso no está en debate. Mi gran deseo, es que tenemos que batir nuestro record. En el referendo hemos ganado con el 67%, cómo llegar al 70%, por eso estamos haciendo campaña, ya tenemos ganado, pero llegar al 70% sería otro record", declaró Morales.

El jueves, en conferencia de prensa, el mandatario había expresado por primera vez que existía la posibilidad de una derrota en las urnas, pero que de darse esta no influiría en los cambios que hizo por el país. 

"Aunque no aprueben finalmente nuestra reelección, no importa, hicimos historia gracias al pueblo boliviano", dijo Morales en Santa Cruz. 

Falta al reglamento electoral

La autoridad inició sus actividades en este nuevo año entregando una sede social para los trabajadores interculturales denominada Defensores del Chaco, en el municipio de Yacuiba del departamento de Tarija, acto que fue trasmitido por el canal estatal Bolivia Tv.

Morales hizo el llamado a pesar que el Reglamento de Campaña y Propaganda del Tribunal Supremo Electoral prohíbe utilizar bienes, recursos y servicios de instituciones públicas para hacer campaña electoral.

Evo, hfizo un repaso a las victorias electorales del MAS, tres comicios que ganó con más del 50% de votación y otros tres procesos con más del 60% de apoyo electoral y no como en el pasado cuando hubo presidentes que gobernaron con el 20, 19 o 25%, mediante coaliciones políticas impulsadas incluso por la embajada de Estados Unidos.

Pero la autoridad espera que en el referendo de este 21 de febrero en el que se definirá si el presidente y vicepresidente podrán repostularse el 2019, el Sí obtenga el 70% de apoyo.

Insistió que tiene tres deseos para este 2016; reducir la pobreza, que el país ocupe el primer lugar en crecimiento económico en América Latina y ganar "ampliamente" en el referendo batiendo un nuevo record.

Argumentó que el referendo es un mecanismo democrático, para que el pueblo decida si está o no de acuerdo con la modificación de la Carta Magna "no es autoritarismo no es dictadura", afirmó la autoridad.

Asimismo, manifestó que nadie puede discutir que este fue un proceso histórico e inédito, que el país logró grandes transformaciones en lo político, económico y social, aunque dijo que también es evidente que no todas las demandas se pueden cumplir.