Escucha esta nota aquí

Los 43 días de lucha de los pobladores de San Matías para conseguir que las autoridades nacionales atiendan su demanda sobre la rebaja de la tarifa eléctrica tuvieron resultados.

El sábado una comisión de autoridades gubernamentales integrada por el ministro de Autonomías, Hugo Siles; el gerente de Guaracachi, Carlos García; el presidente de ENDE, Eduardo Paz y otras autoridades, se reunieron con representantes del municipio fronterizo, al mando de Sissi Carreño, representante de las amas de casa de San Matías, para analizar el pliego petitorio que incluía tres puntos: la reducción del monto (Bs 1,22 por kilovatio) que paga cada matieño por consumo de energía eléctrica, el cambio de funcionarios de la planta Guaracachi y una auditoría sobre los manejos administrativos de la empresa estatal.

La reunión, que empezó a las 10:00 concluyó a las 17:00. Según Carreño, las autoridades se comprometieron a atender la demanda de su región y establecer un precio justo por consumo de energía, aunque no dijo cuál fue el monto acordado por kilovatio de energía eléctrica consumida. “Esa información la sabrá este lunes el pueblo de San Matías”, dijo la mujer, que encabezó la movilización y la toma de Guaracachi.

“Han sido 43 días de lucha, de sacrificio de muchas mujeres y algunos varones por una tarifa justa”, expresó Carreño al señalar que en la reunión se explicó a las autoridades que la demanda de San Matías no era política, sino una aspiración legítima del pueblo.

La dirigente también criticó la actitud del asambleísta Alcides Villagómez, señalando que en vez de apoyar la demanda regional estaba perjudicando al pueblo con sus declaraciones