Escucha esta nota aquí

Milicianos del movimiento yemení de los hutíes y tropas saudíes se enfrentaron hoy en una zona fronteriza entre ambos países, después de que un avión saudí efectuara bombardeos en la provincia septentrional yemení de Saada.

Una fuente militar de Saada, próxima a los hutíes, dijo a Efe que combatientes del grupo chií traspasaron la frontera con Arabia Saudí y libran choques con las fuerzas saudíes que estaban desplegadas en Yabal al Dujan, en la región saudí limítrofe de Nayran.

La aviación saudí bombardeó hoy la zona de Al Zaher, en el noroeste de Saada, y la de Qataz, en el este de la provincia, que es el bastión de los hutíes en el Yemen.

Se desconoce si el primer ataque contra combatientes hutíes causó bajas en las filas del grupo chií, mientras que en el segundo hay un número indeterminado de víctimas entre los beduinos de la zona.

El movimiento hutí pidió a sus tropas en Saada que no abandonen sus posiciones y que se preparen para lanzar una operación terrestre, según la fuente militar, que apuntó que la campaña podría ser en territorio saudí.

Ataques aéreos desde Arabia Saudí

Arabia Saudí comenzó de madrugada a lanzar ataques aéreos contra posiciones hutíes en el Yemen, en apoyo del presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi.

Este país, con el apoyo de Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Catar, Baréin, a los que se unieron también Egipto y Jordania, decidieron responder a la petición de Hadi de actuar militarmente para frenar el avance de los rebeldes hutíes.

Irán exige el cese de ataques a Arabia Saudí

El ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, exigió hoy a Arabia Saudí que cese de forma inmediata sus operaciones militares en territorio yemení contra el movimiento chií de los hutíes, y afirmó que su Gobierno no ahorrará ningún esfuerzo para controlar la crisis en el país árabe.

Zarif señaló que los bombardeos saudíes, que arrancaron en la mañana del jueves, constituyen una violación de la soberanía de Yemen y que solo conducirán a un mayor derramamiento de sangre.

"Insto a los gobiernos regionales y a los países occidentales a evitar caer en el juego de los terroristas de Al Qaeda y el Estado Islámico en Yemen", añadió.

Se reportan bajas por los bombardeos 

Según pudo comprobar Efe, al menos 13 civiles murieron a causa de los bombardeos en un barrio de Saná, la capital yemení.
Los hutíes se situaron ayer a las puertas de la ciudad de Adén, donde el presidente yemení estableció su sede tras huir de Saná, lo que ha desencadenado esta operación regional.