Escucha esta nota aquí

La Defensoría del Pueblo expresó su indignación por la producción y distribución de un material impreso, con el rótulo de educativo, que contienen expresiones discriminatorias e insultantes que mellan la dignidad de las madres de toda una región del país y que se constituyen en delitos tipificados y sancionables por la Ley 045.

Según un comunicado, esa institución reivindica y saluda con profundo respeto, admiración y agradecimiento, el rol y la importancia fundamental de todas las mujeres madres de cada rincón del territorio nacional.

Indica que "en medio de la discriminación, la violencia machista y patriarcal y la pobreza en que muchas de ellas viven, han construido los cimientos de una sociedad que busca la igualdad, la paz y la justicia a través de los valores de la justicia, la dignidad y el respeto a los derechos humanos".

Recomienda a las autoridades educativas, del Consejo Nacional contra la Discriminación y el Racismo y de los Municipios, cumplan con su responsabilidad de fiscalizar los contenidos de los materiales que se utilizan en las escuelas y colegios.

Se pide además, "prevenir la difusión de mensajes que promueven todavía en Bolivia, el menosprecio y la discriminación hacia los demás en nombre de la educación, la publicidad o la producción mediática o artística".

Insta también a que se implementen sin más demora los Comités Departamentales contra la Discriminación como lo establece la Ley contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación, como mecanismos de vigilancia, seguimiento y denuncia contra los actos como el que ahora condenamos.