Escucha esta nota aquí

El Centro de Formación Artística Fases se instaló en Santa Cruz desde hace cuatro años, con la danza contemporánea como principal actividad. Desde entonces viene contribuyendo al desarrollo cultural en la ciudad de Santa Cruz. Diego Guantay, director artístico de Fases, es su principal impulsor, quien lleva adelante este proyecto con la convicción de abrir una brecha hacia la profesionalización de la danza en nuestro país. 

Evaluación de 2017 

Fases considera que este fue un año muy productivo en sus tres líneas de acción: formación, creación y producción, y gestión.  Instauraron el Programa de Maestros Residentes, con el que pudieron brindar ciclos de enseñanza más extensos, permitiéndose con esto madurar en cuanto a los procesos formativos con los maestros invitados. Este mismo año se lanzó el Programa de Fomento a la Creación Coreógrafos Residentes, cuyo primer ciclo concluyó con dos obras de danza, Stabat Mater, a cargo de Camila Rocha; y TindrGrrten!, con Andrea Scotta.

Diego Guantay dijo a EL DEBER que a través de estos cuatro años desde Fases, de cierta manera han indagado, visibilizado e investigado el sector donde se han venido desarrollando. “Vemos muy positivo que sigamos activos en este tiempo”, opinó Guantay. 

“La gestión en estos últimos cuatro años se ha visto mucho más, y es importante mencionar el aporte desde la gestión independiente, con el apoyo mutuo de amigos que nos ha servido para desenvolvernos”, agregó el director artístico de Fases, quien además dijo que aún es un poco costosa la subsistencia, pero ellos ven esto como una inversión. 

Becas para alumnos

Guantay dijo que en estos cuatro años han pasado más de 200 bailarines por la institución, aunque señaló que aún se sigue viendo a este arte desde la distancia. “La constancia que tiene la danza es muy floja o muy imperceptible. Aún no es una actividad formal, no está vista como una profesión”, explicó.

Además de danza, en Fases se enseñan temas relacionados con la parte escénica, también composición coreográfica e iluminación. “Nos sentimos muy orgullosos del material que les hemos dado a nuestros alumnos”, manifestó Guantay. 

En 2017, Fases sostuvo una cartelera con más de 50 funciones de danza en diferentes espacios de la ciudad. Fueron seis las obras que se crearon y produjeron desde el centro en colaboración con diferentes coreógrafos y cuatro las obras de terceros que se trajeron a la ciudad. 

Fases también gestiona becas para sus alumnos. Este año, por medio de un taller evaluativo impartido por Daniel Payero Zaragoza, se otorgaron cuatro becas de formación para la Fundación Julio Bocca en Buenos Aires (Argentina).  Los seleccionados fueron Andrea Cornejo, Herland Gonzales, Eva Tórrez y Eloy Antúnez, este último ha conseguido pasar a la segunda fases de selección (audición presencial), para el ciclo trienal de perfeccionamiento con orientación bailarín intérprete, en el Taller de Danza Contemporánea del Teatro San Martín. 

Además, se adicionó una plaza a las becas de formación para la gestión 2017 en el Ballet Contemporáneo de Salta, de la maestra Sandra Piccolo.