Escucha esta nota aquí

Los trabajadores en salud de Santa Cruz están en estado de emergencia porque sus contratos de trabajo temporales concluyen este 31 de diciembre y exigen firmar acuerdos indefinidos para garantizar la atención en los hospitales los primeros meses de 2016.

El secretario ejecutivo de los trabajadores del Hospital Japonés, Robert Hurtado, explicó que se oponen a los contratos en línea, mediante la cual son contratados por la Alcaldía,  porque considera que no reconocen los derechos laborales

"Hay gente que trabajará el 1 de enero de 2016 para salvaguardar su puesto. Hay compañeros que este año trabajaron hasta marzo sin contrato y sin cobrar. Trabajan gratis enero y febrero", dijo

El oficial mayor de Desarrollo Humano de la Alcaldía cruceña, Raúl Hevia, dijo que en la ciudad existe un déficit histórico de 2.400 ítems y sugirió que los trabajadores deben dirigir su demanda al Ministerio de Salud. 

"Exigir al Gobierno (más ítems). La Alcaldía hizo todo lo que pudo. Esta tarde tendremos una reunión de gabinete y posiblemente abordaremos este tema", explicó a EL DEBER. 

Hevia aseguró que el municipio hará hasta lo imposible por tener los contratos hasta el 31 de diciembre y que el trabajador, el 1 de enero, tenga seguridad laboral.

No obstante, Hevia indicó que la recontratación de personal está sujeto al presupuesto municipal. El presupuesto anual de la Alcaldía para pagar los contratos en el sector salud asciende a 180 millones de bolivianos.