Uno de los capitanes de Real Potosí, Herman Soliz, aseguró a DIEZ.bo que ya está desgastado por la situación que atraviesa el club lila. Dice que las “mentiras” de Wilson Gutiérrez "que se atribuye ser el presidente", lo cansaron e hicieron que se aferre al proyecto de Calixto Santos, que también dice ser el titular porque fue elegido por los socios. “No me gusta llegar a los partidos con la incertidumbre de quién me tocará de compañero”, dice el experimentado futbolista.

En el equipo que está le deben el 30 % del sueldo de marzo y el 100% de abril, mayo y junio. Supuestamente, Santos intentará contrarrestar esta situación este viernes. “Nos ha citado para solucionar el tema económico, cosa que a él todavía no le compete”, declaró Soliz, desde Potosí.

También puedes leer:

Te dejamos sus mejores frases.

Panorama oscuro. La situación es bastante complicada. Los jugadores vivimos en la incertidumbre. Hasta ahora no se puede solucionar nada por muchos factores que ustedes ya conocen. Lo único que se hace es perjudicar al equipo porque hay bastantes futbolistas que todavía no se pueden habilitar y tenemos que presentarnos a los partidos como lo hicimos ante la U de Sucre y ante Sport Boys. No sabemos quién puede jugar. La verdad es difícil para nosotros.

Preocupación económica. Lo que más molesta es que este señor (Wilson Gutiérrez) se pase por todos los medios diciendo mentiras. A nuestro grupo no nos pagó un peso, de la planilla que él habla. Imagínese son ocho o nueve jugadores que cobraron el 60% y para mí no llega a los 23.000 dólares, son cosas que uno no entiende. Nos debe el 30% de marzo, todo abril, mayo, junio y se está por cumplir julio. Del que dice que sigue siendo presidente, no hemos recibido nada.

Te puede interesar:

Los grupos de jugadores seguirán separados. Hemos estado constantemente hablando con Darwin (Peña, capitán del otro grupo), pero es un poco complicado. Uno porque nosotros no somos dueños del equipo y otro porque ellos cobraron una parte de abril, pero Wilson Gutiérrez dice que cobraron un sueldo. El panorama se pone difícil porque ellos ya cobraron parte de la deuda. Además, que el día que Fabol y la FBF estaban negociando el inicio del torneo salió la versión de que a todos nos habían pagado un sueldo ese día, algo que es falso, esa también fue la molestia con el otro plantel. Esa versión salió de ahí y ya es difícil volver a unirnos.

Irse es una opción. Lo he pensado bastante porque no estoy acostumbrado a trabajar de esta manera porque no me gusta llegar a los partidos con la incertidumbre de quién me tocará de compañero. Anoche hablé con el señor Calixto (Santos) y justo hoy nos ha citado para solucionar un poco el tema económico, cosa que a él todavía no le compete.