Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales dijo estar bastante preocupado por la salud del titular de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Carlos Villegas, que permanece en coma inducido tras someterse a una operación de trasplante de esófago por un cáncer que padece. 

"Hemos preparado su viaje, ha viajado el primero de enero y el cinco de enero se ha operado, el primer reporte que tenía es que la operación ha salido muy bien, pero ha habido una infección y efectivamente está en coma inducido. Me preocupa bastante", admitió el mandatario en rueda de prensa. 

Morales sostuvo que el presidente de YPFB pidió no informar sobre su estado de salud y dijo que mediante ayuda voluntaria se reúnen recursos para el tratamiento. Además adelantó una posible visita a Chile para ver su cuadro médico. 

"Cada noche hablo con su hermano, casi cada noche, con su hermano, con su familia, con sus hijas. La gente sana, honesta ni siquiera tiene muchos para su tratamiento, pero nosotros estamos ayudando (...) Quiero ir a visitarlo, alentarlo", resaltó. 

Manifestó que se espera que la autoridad recupere conciencia con los medicamentos que le darán esta semana. "Mis respetos y admiración sobre la honestidad de nuestro presidente de YPFB", declaró Morales. 

Los detalles indican que la madrugada del pasado miércoles Villegas se descompensó y le tuvieron que sacar el intestino que le pusieron para remplazar el esófago con cáncer. Fue remitido a terapia intensiva de emergencia