Escucha esta nota aquí

Ni siquiera Papá Noel pudo escapar de las cámaras ocultas, pues esta Navidad fue filmado mientras llegaba a una casa y dejaba los regalos a una familia.

La idea fue desarrollada por el niño de siete años llamado Evan. El menor, con la ayuda de sus padres, puso una cámara de vídeo en la parte delantera de su árbol en la noche buena.

Para sorpresa de Evan, y por alguna "extraña razón" Papá Noel se enteró que lo filmaban y decidió apagar la cámara para continuar su trabajo.

El video se publicó el viernes 26 de diciembre y en sólo tres días ya cuenta con más de cuatro millones de vistas.