Escucha esta nota aquí

Sin duda es la fiesta más significativa, la más larga. Durante mucho tiempo no solamente abarcaba cinco días (desde el sábado del corso grande, hasta al miércoles de ceniza), sino que antaño, se le dedicaba 11 noches de máscaras. “Es la fiesta grande de los cruceños porque el cruceño la vive, a pesar de que ha crecido tanto la ciudad”, expresó el escritor Alcides Parejas, uno de los mayores conocedores de esta fiesta, cuando relató pasajes de su libro El carnaval cruceño a través del tiempo (1999, Editorial la Hoguera).

Este fenómeno sociológico y cultural al que se da rienda suelta, inmediatamente pasa el festejo de Año Nuevo, y se extiende hasta febrero o marzo, está incrustado en los genes de muchos hijos de esta tierra, los que se apasionan y manifiestan su adhesión de diversas formas. Es por ello, que, Para Ellas, se sumó a la algarabía mostrando las labores de nuestras artesanas, semana a semana.

En esta edición, la soberana del Carnaval, invita a retomar las calles con el debido respeto por la ornamentación, los vecinos y los demás carnavaleros. Y a la vez mostramos las ofertas de cuatro mujeres trabajadoras que con sus manos crean maravillas.

Tal vez aún estés a tiempo de encargarles algo, para vestir o estar bien ataviada en estos días festivos, tan esperados.