Escucha esta nota aquí

El ministro de Defensa, Reymi Ferreira, informó que se buscan formas para salvar la inversión de 30 millones de dólares que hizo el Estado para las 16 barcazas y dos empujadores que están en China y serán rematados.

"Se están buscando algunas propuestas adicionales de empresas con las que se podría hacer una sociedad de riesgo compartido para salvar una inversión de 30 millones (de dólares) que se realizó", informó la autoridad a su salida de la reunión de Gabinete. 

Ferreira adelantó que una comisión del ministerio de Defensa y la Procuraduría General del Estado evaluará cómo se encuentran los equipos que permanecen en el continente asiático desde hace aproximadamente cinco años.

"No es cierto que hemos abandonado las barcazas en China. Están casi perdidas y hay una decisión judicial contraria que dispone su remate. Vamos a extremar los recursos y estamos planificando un viaje para ver su estado", explicó hoy la autoridad. 

En la víspera, la misma autoridad admitió que el Gobierno dio casi por perdidos los 30 millones de dólares que pagó por la compra de las barcazas de fabricación China, los empujadores y su transporte hasta Bolivia.