Escucha esta nota aquí

Emily tiene apenas seis meses de edad junto con su gemela, Camila. Nacieron el 3 de abril y son la alegría de su madre, Zulma Tarahony (24) y su padre, Randy Vaca (24), pero ahora la familia pasa por un momento difícil porque parte del rostro de la pequeña está afectado por un hemangioma, según le diagnosticaron los médicos que la atendieron.

Con la colaboración de mucha gente que se solidarizó después de conocer el caso por las redes sociales, será posible hacerla ver en la capital cruceña. Su madre está en los ajetreos para conseguir la transferencia correspondiente que le permita atención en los nosocomios cruceños. “Me dicen que allá (Santa Cruz de la Sierra) es complicado y no me van a atender si no tengo la transferencia, y una vez la tenga me voy”, dijo la mamá, que ha tenido que hacer una pausa en su carrera de Agronomía para atender a sus gemelas. Por el momento, Zulma solo se dedica a cuidar a sus hijas y Randy trabaja, pero con la situación que pasan tiene previsto viajar toda la familia a Santa Cruz de la Sierra.

“Emily nació con una mancha, en el mismo lugar donde se ha crecido (lado izquierdo del rostro), y cuando se empezó a hinchar la llevé al médico y me dijeron que lo que tenía se llamaba hemangioma. La primera vez que sangró su naricita fue a los 15 días de nacida y la llevé al materno, donde le pararon el sangrado y me dijeron que la haga ver con un especialista. La llevé y me repitieron que era hemangioma y que iba a desaparecer conforme ella vaya creciendo. El pediatra me confirmó lo mismo, y volvieron a decirme eso en otro lugar”, contó la mamá, que confiesa que no se asustó cuando vio por primera vez a su bebé, porque le decían que esa mancha desaparecería en un mes. “Cuando fue creciendo, ya me asusté y la llevé a todos lados, pero cuando el médico otra vez me explicó todo, me tranquilicé y ahora cuido que no se vuelva a lastimar”, destacó.

Zulma ha tomado el caso de su bebé con tranquilidad porque señala que los médicos le explicaron que se han dado casos con mayores complicaciones. “Ella respira bien, toma su leche con tranquilidad”, indica.

Cuenta que el hemangioma está infectado porque la bebé se lo lastimó cuando lo rascó. “Se desangró y tuvimos que internarla”.

Después que su caso se hizo público por redes sociales, habló con una mujer que la contactó por teléfono, porque su nieta tiene lo mismo y está siendo asistida por una especialista en el Oncológico. “Por eso quiero ir (a Santa Cruz de la Sierra) para que me lo desinflamen, porque sé que la mancha no va a desaparecer todavía”, dijo.

Viajará con las dos bebés, porque cuando Emily estuvo internada en un centro hospitalario de Trinidad, Camila se quedó en casa, pero comenzó a enfermar.

Visión médica

El dermatólogo Jorge Vargas dijo que estas malformaciones vasculares son frecuentes, que se van desarrollando en la formación del feto y que tienden a crecer los primeros tres meses y eso asusta a las mamás, pero es necesario analizar cada caso en particular para dar un diagnóstico.

Son muchos niños los que nacen con esta malformación vascular y el tratamiento depende del tamaño y ubicación.

Vargas sugiere que los padres lo visiten durante las mañanas en el Centro Nacional de Enfermedades Tropicales (Cenetrop), donde hay especialistas que podrán ver en una junta médica el caso de Emily.