Escucha esta nota aquí

Un estudio realizado en el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos (NIH), reveló que el cerebro de hombres y mujeres reacciona de manera diferente ante el llanto de un bebé.

Los investigadores realizaron grupos de varones y damas a los cuales les pidieron que se dejaran llevar por sus sentimientos, posteriormente colocaron un audio en el que se oía a un bebé llorando. Segundos después de escuchar el sonido, el cerebro de las mujeres rápidamente pasó a colocarse en modo “atento”, mientras que el de los hombres se mantuvo en “descanso”.

Los miembros del estudio, demostraron que el instinto maternal de las damas siempre “saldrá a luz” sin importar si tienen o no hijos.

Por su parte, los varones se muestran más relajados ante los llantos, ya que tienden a no dejarse llevar tan ligeramente por las emociones a diferencia de las mujeres.

Esta demostrado además, que el llanto de un bebé esta “diseñado” para llamar la atención en todo momento, es decir, que la intensidad del lamento de los más pequeños busca siempre recibir la atención de sus padres, por lo que deben alertarlos lo más rápido posible.