El Gobierno chino llamó hoy a la prudencia y la moderación respecto a la península Coreana, después de que Estados Unidos enviara un bombardero B-52 a la zona en respuesta al reciente ensayo nuclear de Corea del Norte.

"Mantener la paz y la estabilidad en el noreste de Asia responde al interés común, esperamos que todos los involucrados actúen con moderación y prudencia y eviten incrementar las tensiones", señaló hoy el portavoz del Ministerio de Exteriores chino Hong Lei.

Sus declaraciones se producen después de que Estados Unidos respondiera al reto atómico norcoreano con el despliegue de un bombardero equipado con misiles nucleares, que sobrevoló espacio aéreo surcoreano el domingo.

En este contexto, el portavoz chino explicó hoy en rueda de prensa que a China le gustaría trabajar con todas las partes para mantener la comunicación y retomar el proceso de negociaciones sobre el programa nuclear norcoreano "cuanto antes".

"Todas las partes deberían realizar esfuerzos conjuntos para evitar que aumenten las tensiones, porque no es bueno para nadie", valoró.

Pekín, principal socio de Corea del Norte, sigue "muy de cerca" la situación en la península y hoy volvió a manifestar su oposición al ensayo nuclear realizado el miércoles por Pyongyang, en el que, según sus dirigentes, se hizo estallar bajo tierra una bomba de hidrógeno, si bien algunos analistas desconfían de la veracidad de esta prueba. 
?