Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales afirmó que a Bolivia le interesa reponer embajadores con Estados Unidos (EEUU). Saludó la voluntad política de Barack Obama al enviar una comisión a la posesión de su tercer mandato. 

"Estamos haciendo gestiones para un encuentro de alto nivel y además de eso tenemos muchos deseos de cómo reponer nuestros embajadores, pero lo único que pedimos es que haya respeto", resaltó el mandatario boliviano en su residencia.

Sostuvo que "se analizará" el mensaje que envía Obama al asignar una comisión presidencial encabezada por Tom Malinowski, subsecretario de Estado para Democracia para que llegue a Bolivia. Recordó que el canciller David Choquehuanca adelantó la búsqueda de un encuentro bilateral. 

Cabe recordar que en otra oportunidad, Morales advirtió sobre la presencia de la CIA dentro del MAS. "Como no pueden hacer golpe desde Estados Unidos porque el pueblo se levanta, como no pueden ganar democráticamente, entonces se infiltran y tratan de enfrentarnos", dijo hace más de un mes.

Antecedentes de la relación Bolivia - EEUU

La embajada estadounidense en Bolivia funciona con distintos encargados de negocios desde septiembre del 2008, cuando el presidente, Evo Morales, expulsó al embajador Philip Goldberg, tras acusarlo de una supuesta conspiración en su contra.

Durante la misma gestión y ante las acusaciones, la Casa Blanca determinó, en reciprocidad, expulsar al entonces embajador boliviano, Gustavo Guzmán.

En 2011 ambos gobiernos firmaron un acuerdo marco para avanzar en la restitución de los embajadores. Sin embargo, Morales señaló varias veces que a su país le va mejor en lo político y en lo económico sin la presencia de un embajador estadounidense. Incluso llego a señalar que tener relaciones con EEUU "es como una caca".