Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales, durante la inauguración de la sexta Cumbre Nacional de Seguridad Ciudadana, anunció la ejecución de un sistema de seguridad ciudadana denominado BOL110, para que el que se ha previsto una inversión de 105 millones de dólares, que se espera sea ejecutado entre el 2016 y el 2017. El mismo contará con dos componentes, uno destinado directamente a la seguridad de la ciudadanía y un segundo componente será implementado en los recintos penitenciarios.

"Hemos decidido lanzar otro programa para avanzar en el tema de seguridad ciudadana. Es un proyecto de sistema integrado de seguridad ciudadana, Bol 110 que permitirá articular los esfuerzos de la Policía boliviana, sistema de salud, defensa civil y bomberos en las tareas de seguridad ciudadana, atención de emergencias y desastres naturales", aseguró el Mandatario.

En el marco del primer componente se pondrán en práctica modernos sistemas informáticos, con el objetivo de realizar monitoreo en calles y avenidas de las principales ciudades de Bolivia mediante la instalación de 1.820 nuevas cámaras de video vigilancia, 350 botones de alarma ubicados en zonas estratégicas y servicios de patrullaje aéreo.

Morales informó que para tal efecto se construirá e implementará un Centro Nacional de Comando y Control, y seis a nivel departamental. El centro nacional estará ubicado en la ciudad de La Paz y será construido sobre una superficie de 1.800 metros cuadrados, bajo estándares de seguridad y con una alta tecnología, además albergará a más de 100 servidores públicos distribuidos en tres turnos para atender estas temáticas y se procederá a la renovación de los sistemas de comunicación de la Policía.

Entre otras acciones, anunció la implementación de una "base de datos criminal" para el reconocimiento de rasgos faciales de criminales prófugos; un sistema de reconocimiento de placas vehiculares y control de velocidad, en carreteras interdepartamentales; el "taxi seguro" que será controlado con dispositivos tecnológicos para garantizar un servicio seguro y disminuir secuestros exprés; el sistema de comunicación para patrullas aéreas; la adquisición de drones, para la trasmisión en tiempo real de eventos que requieren una atención inmediata.

Con el segundo componente se tiene previsto equipar a ocho centros penitenciarios del país, con un moderno sistema de seguridad.
"Se instalarán 120 cámaras de video vigilancia contra motines, distribuidas en ocho recintos penitenciarios y 50 botones de emergencia, que permitirán realizar un monitoreo de las acciones de los privados de libertad dentro de los recintos penitenciarios", señaló.