Escucha esta nota aquí

Cuando Carlos Lampe apareció en la nómina de convocados por el técnico de Boca Juniors (Guillermo Barros Schelotto) para el partido de este miércoles ante Palmeiras por las semifinales de la Copa Libertadores (20:45 hb), ya se dio un hecho inédito. Por primera vez un boliviano estará con el sello del xeneize en el pecho en un partido de esta instancia.

No es el favorito para ir de titular, porque en realidad, el 'Mellizo' ha dejado entrever que irá con Agustín Rossi de entrada. El suplente del lesionado Esteban Andrada (fractura de la mandíbula en el partido ante Cruzeiro) conoce al equipo y el sábado, ante Rosario Central por la Superliga argentina, demostró que está en condiciones para el desafío copero.

Lampe en una de las prácticas del equipo xeneize

Lo más probable y de acuerdo a los periodistas que cubren Boca, es que juegue en la vuelta el miércoles 31 en San Pablo, aunque también dentro del mundo Boca no se descartan sorpresas. En realidad el técnico Barros Schelotto dijo en su última aparición ante los medios que tiene aún alguna dudas y que ante Palmeiras pondrá lo mejor que tiene. Y Lampe entra en órbita.

El boliviano tiene contrato hasta el 31 de diciembre y su objetivo es demostrarle al técnico y a los hinchas que tiene condiciones para adueñarse del arco. No ha tenido la oportunidad de mostrarse en un partido oficial, porque no pudo ser habilitado ni para la Copa Argentina ni para la Superliga. Pero en las prácticas "se está matando", dicen desde su entorno.

También puedes leer: Lo que dijo Navarro Montoya sobre el arco de Boca Juniors

En los sondeos de los medios y contrariamente a lo que opinan muchos periodistas, Lampe le gana la pulseada a Rossi que ha tenido problema en los centros. No le fue muy bien en el partido de vuelta ante Cruzeiro dudando sobre todo en los balones aéreos. Fue por eso que los hinchas piden que arranque de entrada porque mantener el cero en casa, será clave.

Lampe le dijo a los periodistas que está para ser titular, porque llega con el ritmo que le dio Huachipato en Chile en donde sobresalió. "En realidad no me gusta hablar mucho, quiero demostrarlo en la cancha", dijo el arquero en medio de una gran expectativa de la comunidad boliviana que anticipa un emotivo recibiendo cuando el equipo llegue al estadio