Escucha esta nota aquí

El departamento de Santa Cruz concentra el 85% de la maquinaria agrícola que se nacionalizó en el proceso que impulsó la Aduana Nacional de Bolivia (ANB), manifestó el presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Julio Roda.

En la nacionalización de máquinas de campo, que concluyó el 26 de diciembre, se regularizó la situación de 40.444 unidades, de las cuales 29.173 pagó su Declaración Única de Importación (DUI) y el resto optó por una línea de pago, según el informe que brindó la presidenta de la ANB, Marlene Ardaya.

Ardaya proyectó que con el pago de todos los trámites se tendría que alcanzar los Bs 20.734.513 de ingresos (hasta el 26 de diciembre se recaudó mas de Bs 14 millones) y recordó que el proceso de depuración nunca fue un programa de recaudación de dinero, sino más bien una posibilidad para tener un parque de maquinaria agrícola legal.

Algunos de los beneficios
Roda manifestó que esta regularización de la maquinaria agrícola va a permitir que todos los productores que se acogieron a ella accedan a nuevas tecnologías a través de créditos, lo cual antes era complicado, puesto que las personas que poseen menos de 50 hectáreas no pueden poner la tierra en garantía para acceder a recursos económicos, lo que limita su producción.

El presidente de la CAO también señaló que ahora los productores que regularizaron la situación de sus equipos, podrán mover tranquilamente la maquinaria sin el temor a que sean retenidas en algunos de los operativos que realiza en las carreteras el Control Operativo Aduanero (COA).

Créditos productivos
En julio de este año el Gobierno promulgó el Decreto Supremo N° 2055, que establece, entre otros cosas, el régimen de tasas de interés activas máximas para el financiamiento destinado al sector productivo, las cuales son de un 11,5% para unidades productivas micro, un 7% para las pequeñas y un 6% para las medianas y grandes.

La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) en su informe de evaluación y cierre de la presente gestión, señala que al 30 de noviembre de 2014 el saldo de la cartera al sector productivo alcanza a $us 3,991 millones, superior en $us 683 millones respecto a diciembre del año pasado y equivalente a un 20,7% de crecimiento.

El documento de la ASFI también muestra la distribución de la cartera de créditos con destino al sector productivo, la cual un 37% se concentra en el área empresarial, un 29,3% en el sector pyme y un 33, 7% en el microcrédito