Escucha esta nota aquí

En un acto de firma de contrato para la construcción y el equipamiento del primer Instituto Gastroenterológico de La Paz, el presidente Evo Morales afirmó ayer que por falta de orientación no se invirtió en su momento en la construcción de hospitales, pero aseguró que ahora se hará frente a los problemas que se presentan en la atención de los pacientes. Estas declaraciones le valieron críticas al mandatario, especialmente de políticos de la oposición.   

“Necesitamos su participación, necesitamos su orientación porque últimamente aparecen nuevas enfermedades, el tema cáncer, antes no era así, por qué ahora aparecen hermanos con problemas de cáncer, tal vez no hemos previsto oportunamente por falta de orientación, recién ahora estamos invirtiendo en hospitales”, expresó Morales.

Recordó que esa infraestructura forma parte de la construcción de al menos 49 hospitales en el país (4 de cuarto nivel, 12 de tercer nivel y 33 de segundo nivel) que se edificarán con una inversión de más de $us  2.000 millones.

Dijo que, al margen de la construcción del Instituto Gastroenterológico, en La Paz se están edificando otros 11 hospitales (uno de cuarto nivel, tres de tercer nivel y siete de segundo nivel), además, dos hospitales de medicina nuclear para combatir el cáncer, uno en La Paz y otro en El Alto, por un monto de $us 100 millones.

Las reacciones

Con respecto a estas declaraciones, el expresidente del Colegio Médico de Bolivia Aníbal Cruz dijo que la ‘confesión’ del jefe de Estado muestra que no tiene el personal técnico suficiente para que lo orienten sobre los parámetros internacionales de la salud, pues, según él, durante la gestión de la exministra de Salud Ariana Campero esta se dedicó a confrontar con los profesionales de la salud en vez de dar soluciones técnicas. 

Cruz opinó que en la actualidad hay un tratamiento indiscriminado con relación a la infraestructura de la salud, porque, a su entender, no se pueden construir hospitales de tercer o cuarto nivel de acuerdo con las peticiones que hacen los sectores sociales, sino que se debe tomar en cuenta la estructura de la red de salud para así asegurar una buena atención a la ciudadanía.

Por su lado, el secretario interino de Salud de la Gobernación cruceña, Duberty Soleto, lamentó que en estos 13 años el Gobierno del MAS se hubiera desatendido del área de salud y que los ministros de salud no hubieran entregado suficiente información al primer mandatario sobre el estado real de los hospitales públicos. “El presidente no se ha hecho atender en los hospitales públicos del país, por eso no ha visto la realidad de nuestros centros”, subrayó.

El asesor del gobierno municipio cruceño, Raúl Hevia, culpó a los ministros del área de no dar información suficiente al jefe de Estado sobre las demandas de los hospitales en cuanto a infraestructura, equipamiento y personal. Recordó que solo Santa Cruz  pide la dotación de una deuda histórica de 10.000 ítems.

Hevia recordó que en los últimos años la comuna cruceña  construyó cinco hospitales de segundo nivel y 82 centros médicos.

José Luis Parada, asesor general de la Gobernación de Santa Cruz, fue más duro en su crítica al presidente al señalar que, “después de 13 años, el Gobierno se entera de que la salud en la Constitución es primera prioridad financiera para el Estado boliviano y no las canchas y coliseos que no reciben pacientes y curan enfermos. Por eso, el sector de salud está en coma terminal y crisis profunda sin solución en el corto y mediano plazo por parte del oficialismo”.

Anteriores declaraciones

La construcción de hospitales como una apuesta del Gobierno nacional viene siendo anunciada desde hace varios años. 

En junio de 2014, desde Cochabamba Morales anunciaba la construcción de hospitales de cuarto nivel en cuatro de las nueve capitales del país y otros 10 centros más de tercer nivel, en ciudades capitales de departamento y ciudades intermedias.

Durante las campañas de los comicios presidenciales de 2014, Gabriela Montaño, que pugnaba por un curul en Diputados, dijo que el Gobierno había duplicado el número de ítems para el área de salud y también anunció la construcción de hospitales.

CRISIS HOSPITALARIA EN SANTA CRUZ

Maternidad Percy Boland
Debido a la falta de camas en la Unidad de Terapia Intensiva del maternológico, la Alcaldía ha tenido que contratar los servicios de dos clínicas privadas para derivar a los neonatos prematuros. Hasta principios de esta semana, dos y tres recién nacidos compartían una misma cama en este servicio.

Hospital Japonés
El lunes 9 de julio, un corte de energía eléctrica dejó sin funcionar los respiradores. Supuestamente, por este incidente, dos de los pacientes que estaban conectados a estos equipos fallecieron. La Fiscalía investiga si la causa de estos decesos fue por este hecho fortuito o si el personal de salud incurrió en el delito de homicidio culposo. La Gobernación indicó que un gato causó el apagón. El director del Japonés ya prestó sus declaraciones.

Ítems
La Gobernación de Santa Cruz indica que no creará más ítems para salud, pues esa es competencia del Gobierno nacional. Duberty Soleto, secretario interino de Salud, dijo que la Gobernación ya creó 1.800 ítems y que para el pago de este personal debe desembolsar Bs 204 millones. 

Ministro de Salud
La Brigada Parlamentaria Cruceña ha enviado una carta al ministro de Salud, Rodolfo Rocabado, para agendar reuniones en las que se aborde la problemática de la salud y se busque soluciones.

El centro costará Bs 700 millones

El ministro de Salud, Rodolfo Rocabado, afirmó ayer que el nuevo hospital e instituto gastroenterológico que se construirá en La Paz formará especialistas y se convertirá en un centro de investigación para buscar cura a enfermedades de alto riesgo. 

Aquí se va a hacer investigación, en base a esa investigación que se realice vamos a poder encontrar cura a enfermedades que hasta la fecha vienen afectando a la población, enfermedades raras como el crohn, colon irritable”, explicó en la firma del contrato para su edificación.

El Instituto Gastroenterológico demandará una inversión de al menos Bs 700 millones. Dicho centro beneficiará a 1,6 millones de habitantes y contará con 16 clínicas, 13 de imagenología, 15 de apoyo al diagnóstico-tratamiento, 8 de asistencia complementaria, 10 laboratorios, ocho de patología, nueve quirúrgicos y siete para pacientes críticos.

Además, tendrá 12 servicios de docencia e investigación, 17 oficinas administrativas, 15 servicios generales, seis espacios de confort, entre ellos una guardería, albergue familiar y residencia para el personal de salud. El contrato se firmó en un acto público al que asistieron el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera, entre otras autoridades.

En junio, el ministro Rocabado recordó que en el pasado la inversión de salud no pasaba de Bs 2.500 millones contra los Bs 18.000 de la actualidad, es decir, siete veces más en los últimos 12 años. 

El Ministerio de Salud aseguró que en la gestión de Evo Morales, desde 2006, se edificaron 1.032 centros de salud y se generaron 16.000 ítems para todo el país.