Escucha esta nota aquí

La convergencia tecnológica ha hecho que queriendo o sin querer migremos a lo digital y en este mundo las contraseñas son el candado de nuestra privacidad e incluso, de nuestra economía. Pero, ¿existe alguna manera de gestionar contraseñas cómodas y seguras? La respuesta es sí.

El especialista en comunicación 2.0, redes sociales, marketing y articulista del diario El País, José Mendiola Zuriarrain, da cinco consejos que te ayudan a no complicarte la vida a la hora de gestionar tus contraseñas y sobre todo, a no cometer errores que te vuelvan vulnerable a los hackers.

1.- Activa la verificación en dos pasos
Es una de las formas más efectivas, hasta la fecha, de mantener a buen recaudo tus cuentas. Con este sistema activado no bastará con introducir correctamente la contraseña para acceder a un área privada de la web o el correo electrónico, sino que además deberas introducir un código que llegará mediante SMS (o aplicaciones del tipo de Google Authenticator), de forma que el sistema se asegure que, en efecto, el dueño de la cuenta es el que pretende acceder a ella.

Son cada vez más los servicios que ponen a disposición del usuario esta segunda capa de seguridad, ya presente en los servicios en la nube de Google, Microsoft, Apple y en productos tan populares como Dropbox o Evernote.,

Activa la verificación en dos pasos
,

2.- No repitas tus contraseñas. Es muy sencillo, la clave de acceso a tu e-mail no debe ser la misma que las de tus cuentas en, por ejemplo, las redes sociales o en el banco.Imagina por un momento que un hacker desvela tu única contraseña… ¡le has abierto las puertas a todas tus cuentas!

Lo recomendable es tener una contraseña para cada cuenta. Pero, como la memoria muchas veces puede fallar, lo que se sugiere es…,

No repitas tus contraseñas
,

3.- Utilizar un gestor de contraseñas. No solo ahorran el trago amargo de tener que memorizar todos los accesos, sino que, lo que es más importante, generan códigos que son muy difíciles de hackear. Servicios como Lastpass o 1Password, entre otros, no solo memorizan tus claves sino que también sugieren contraseñas que dificultan el acceso a los amigos de lo ajeno.,

Utilizar un gestor de contraseñas
,

4.- Emplea la mnemotecnia. Si ya aplicaste todo lo anterior, queda todavía algo muy importante por hacer: blindar el acceso del gestor de contraseñas. Y la justificación es evidente: si un hacker consigue el acceso tendrá vía libre a todas tus cuentas. ¿Cómo conseguirlo? Sophos sugiere emplear contraseñas lo más largas posibles y combinando mayúsculas, minúsculas e incluso signos de admiración o puntuación.

,
Emplea la mnemotecnia
,

5.- Confia en la biometría. Los expertos parecen estar de acuerdo que las contraseñas, en un futuro, tendrán los días contados, y que el acceso a cuentas y perfiles se hará mediante la biometría, o lo que es lo mismo, emplear patrones de nuestro físico para desbloquear los accesos.

Apple ha universalizado de alguna manera el uso de la huella dactilar con su sistema TouchID, pero otros gigantes, como Microsoft, van más allá aprovechando el iris o el rostro para identificar de forma inequívoca al usuario con Windows Hello.

La gran ventaja de los sistemas biométricos es que son, en la práctica, imposibles de hackear, pero el inconveniente es que todavía no se ha universalizado su uso en el grueso de los dispositivos.
,

Confia en la biometría