Escucha esta nota aquí

El sacerdote jesuita y antropólogo, Xavier Albó, cumplió este miércoles 81 años de vida que celebró con un pequeño agasajo junto a compañeros jesuitas y amigos cercanos. Albó se encuentra en etapa de recuperación luego de dos cirugías en la cabeza donde se le extirpó un tumor benigno.

En septiembre Albó reveló que sería intervenido en la ciudad de Cochabamba, donde guarda reposo desde entonces en la Casa de La Esperanza, residencia de sacerdotes jesuitas. Su recuperación es favorable y se está produciendo en un tiempo relativamente corto.

"Renovado, renovado. Se notan los 81 (años), pero también se nota la velocidad con que me voy renovando. Del día de la operación lo tengo todo borrado totalmente. Fueron dos operaciones en un mismo día (…). Todos dicen que me estoy recuperando muy rápido, aunque yo noto que soy una persona un poco ya distinta", aseveró.

Albó comentó que ahora al encontrarse en buen estado de salud y de haber sido afortunado en la tipología del tumor que le fue detectado, los médicos podrían autorizar su retorno a la ciudad de La Paz para el 15 de noviembre.

Antes de ser intervenido recibió el Premio Internacional Linguapax 2015 y participó de varios encuentros internacionales a los que fue invitado, pero el tumor frenó sus actividades cotidianas. Ante esta experiencia, asegura Albó, pudo valorar más esta condición vulnerable en la que muchas personas viven día a día.

"Entonces, estar conviviendo con los enfermos aquí ha sido una bonita revelación para mí, encontrar la belleza que también tiene estar enfermo", finalizó.

Xavier Albó nació en España el 4 de noviembre de 1934. Llegó a Bolivia en 1952 y, posteriormente, se nacionalizó como ciudadano boliviano. Es doctor en lingüística y fue fundador del Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (Cipca). Es reconocido por su aporte a la diversidad lingüística y educación multilingüe en comunidades indígenas del país.