Escucha esta nota aquí

El prototipo de avión espacial europeo IXV fue lanzado este miércoles desde la Guayana Francesa y completó con éxito una misión de 100 minutos, amerizando en el Pacífico, según la Agencia Espacial Europea (ESA).

"La misión se ha desarrollado como estaba previsto. No podría haber sido mejor", anunció Jean-Jacques Dordain, el director general de la ESA en unas declaraciones retransmitidas en la página web de la agencia.

"Es un éxito al 100%", declaró a la AFP Giorgio Tumino, responsable del programa IXV de la ESA. Este avión especial "cumplió claramente con su misión", añadió.

Siete países han financiado este proyecto: Italia, Francia, Bélgica, España, Irlanda, Portugal y Suiza.

Con este prototipo de aeronave, Europa quería comprobar su capacidad para entrar en la atmósfera, una tecnología clave que los estadounidenses y los rusos ya dominan.

La nave entró en la atmósfera a una velocidad de 7,5 km por segundo (27.000 km/h). Su fuselaje aerodinámico le permitió planear antes del despliegue de un sistema de paracaídas y de su caída en un lugar preciso del Océano Pacífico, al oeste de las islas Galápagos, lejos de zonas habitadas. Unos globos gigantescos lo mantuvieron a flote para que un barco fuera a buscarlo.

Los resultados de esta misión impulsarán el programa Pride (acrónimo en inglés de Programa para un Demostrador Reutilizable en Órbita para Europa). "El vehículo reutilizable Pride sería lanzado con el cohete ligero europeo Vega, y una vez concluida su misión aterrizaría de forma automática en una pista", según la ESA.