Escucha esta nota aquí

Carlos Ángel Quisbert Fernández, periodista del matutino "El Diario", fue remitido a la cárcel de San Pedro, luego que en la víspera la Policía lo detuvo en el centro de rehabilitación Calahuma de Viacha, dónde fue a entrevistar a una de las involucradas en la muerte del bebé Alexánder. 

"Su colega, supuestamente si lo es, no ha presentado un documento que certifique sobre su relación laboral con ese medio. En ningún momento se lo va a incomunicar y en ningún momento se lo ha inducido a asumir ningún delito, se va a actuar en el marco de la objetividad", dijo el fiscal Marco Antonio Vargas.

Los datos proporcionados indican que el reportero se trasladó a Calahuma para entrevistarse con Madeleine Pahe Chambi, una de las cuidadoras del Hogar de Niños Virgen de Fátima, dónde estuvo el bebé Alexander, muerto en noviembre pasado. 

La explicación del investigador detalla que Quisbert ingresó al centro de rehabilitación sin acreditar su condición de periodista e intentó "influir" en la investigación que se realizará a la involucrada, imputada por infanticidio y encubrimiento.

"Que nos manden estas señales negras, porque son señales muy directas, muy directas de remitirnos a la cárcel solo por investigar. ¿Qué quieren, que seamos solo voceros, que no investiguemos? ¿Quieren que tengamos tapado el cerebro?", exclamó Carminia Moscoso, secretaria general del sindicato de trabajadores de El Diario.

El periodista se trasladó ayer a Calahuma para hablar con Pahe, la Policía lo detuvo durante la noche en celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Viacha y hoy se realizó su audiencia de medidas cautelares que determinó su detención preventiva en el penal paceño.