Escucha esta nota aquí

El  2018 se pintará de colores y mucha alegría para Camila Lepere, porque sumará un título más a su currículum y, además, asumirá un nuevo reto laboral. La joven, de 22 años, fue presentada oficialmente como reina de la agrupación Jarana Carnavalera y anunció su debut como conductora de televisión del programa Nuestro Carnaval, que se emitirá  desde el  8 de enero, de 14:00 a 15:00, por  PAT. La acompañará Romy Paz, la Chica Calendario EL DEBER 2017.

   “Gracias a Dios iniciaré un año de nuevos retos y bendiciones. Ahora me toca cumplir a cabalidad estas dos responsabilidades, tarea  que no me será difícil porque amo el Carnaval”, expresó al respecto.

 Camila sabe que sus horarios se revolucionarán entre estos desafíos, pero asegura que la organización será la clave. 
“El reinado con la agrupación Jarana Carnavalera será una experiencia diferente, me acompañarán nuevos amigos que tienen un gran proyecto para Santa Cruz, que es recuperar el Carnaval de antaño y llevar de nuevo la alegría a las calles”, asevera la joven, que cursa el primer año de la carrera de Derecho en la universidad Domingo Savio.

Trayectoria
Las coronas y los títulos no son una novedad para Camila, que empezó en el modelaje a los 16 años. En 2014 ciñó las coronas de Miss Santa Cruz y Miss Bolivia  Grand, mientras que en 2015 fue elegida reina de la agrupación Carnavalera G-8.
Recientemente también representó a Bolivia en el  concurso Miss Model Of de World, que se realizó en China, donde se ubicó en el Top 30.

Emprendedora
A la par de su carrera como modelo, también tiene emprendimientos propios; es dueña de una tienda de ropa femenina y trabaja como productora fotográfica, faceta que, dice, disfruta tanto como su trabajo sobre las pasarelas.

Busca abrirse camino en la TV
Ahora afirma que su mirada está puesta en su nuevo trabajo en la pantalla chica, donde no quiere quedarse temporalmente. “Estoy preparándome para hacer un buen debut como conductora de televisión y así quedarme por mucho tiempo”, apunta.
A días de su prueba de fuego, la bella rubia demuestra que está en perfecto estado físico y que, además, carisma y belleza le sobran.