Escucha esta nota aquí

La comida es el ingrediente principal, pero la olla tendrá de todo. Es una especie de consomé sazonado con recetas de la cocina nacional e internacional, además de información, humor, diversión y la comunión permanente con los televidentes de todo el país. 

Así se presenta Cocineros bolivianos, así vende su charque, su sopa, su postre y la diversidad gastronómica que pondrá a disposición del público a partir de hoy, por la pantalla de la red Uno. Se trata de la franquicia del programa Cocineros argentinos, reproducida en otros países, como México y Chile, con nombres similares, que se verá de lunes a viernes de 10:00 a 11:30. 

La conducción estará a cargo de Desirée Durán y Chichi Kim en Santa Cruz y desde de La Paz lo presentará  Melani Aramayo. Juntos compartirán con los cocineros algunos de sus conocimientos culinarios.

Los expertos
Diego Hernán Molina (llamado el rey de la parrilla) es un apasionado por todas las preparaciones cárnicas; Sebastián Daza, actor y personaje multifacético, se encargará de poner humor a recetas prácticas y hechas con ingredientes de la casa; Arani Rebeca Canedo será la encargada de endulzar las mañanas con una variedad de platillos de la repostería nacional e internacional y, finalmente, Alexander Ayala Bonilla pondrá sus condimentos especiales como todo un experto en la comida nacional. 

Los cuatro chefs tendrán la misión de cocinar y enseñar al público la preparación de los platos y la diversidad de nuestra gastronomía, como también la de otros países del mundo. El público podrá interactuar con los chefs a través de las redes sociales y participar en la elección de algunos platos a preparar.

El mismo formato 
“Hemos comprado el formato a Argentina, por lo tanto la producción es similar en muchos aspectos, especialmente en la escenografía y en el concepto en general que se maneja en Cocineros. Por ello hemos estado presentes en Buenos Aires, allá estuvo Desirée Durán, que fue presentado como una de las encargadas de conducir el programa en Bolivia y que aprovechó para  conocer más de cerca cómo se hace el trabajo”, explicó el productor de Cocineros bolivianos, Hans Cáceres. 
El equipo se encargará no solo de poner en práctica las recetas, sino también de presentar notas de diversas características. Se destaca la ruta gastronómica, en la que se recorrerá el país, se descubrirán sus platos y algunos de los secretos de esos personajes que llevan años como referentes de la mejor comida en diversos rincones de nuestro territorio.

“El horario de la mañana es muy complejo, por varios motivos. La atención del espectador es muy dispersa a esa hora, por ello hacemos un programa pensado en cautivar a los diversos públicos, en preparar algo rápido, pero entretenido, además de mostrar que hay abundancia. Porque cualquier otro programa de cocina no va a tener el nivel gastronómico de este. Acá todo tiene que ser grande y ostentoso. Si voy a hacer una torta, tiene que ser ‘la torta’, si voy a hacer una asado, tiene que ser ‘el asado”, añadió Cáceres. 

Caras conocidas

A pesar de su experiencia en la pantalla chica, los conductores no disimulan los nervios previos al debut. Desirée admite que se siente presionada, en el buen sentido, para que todo salga como se espera y con la responsabilidad transmitir a la gente toda la esencia del programa. “Hay cosas que uno se puede inventar en la tele, menos la empatía con la gente, eso es algo que nace de forma espontánea. Y este equipo está lleno de gente con buena onda,  además de ser unos capos en lo que hacen”, expresó Durán.

Chichi Kim califica el programa como un combo completo de diversión, aprendizaje y nuevas experiencias en un lugar donde se siente muy bien. “Me gusta cocinar, como también degustar y hablar del tema con mis amigos. Estoy muy contento con este nuevo reto en el que habrá mucho humor e información para conectarnos con la gente que nos verá en la mañana”, dijo Kim.