Escucha esta nota aquí

El juez Jesús Martínez impuso el lunes arraigo y la obligación de firmar cada 40 días en el Tribunal Departamental de Justicia al exgobernador del Beni, Ernesto Suárez, imputado por el Ministerio Público por irregularidades en el proyecto de construcción de un micro hospital en San Francisco de Moxos.

Además, a la exautoridad departamental se le impuso una fianza de 30.000 bolivianos.

Este es el quinto arraigo e igual número de obligaciones para firmar y la tercera fianza que se le impone por distintos procesos.

Denuncia irregularidades

"Me llama poderosamente la atención que una vez más que se esconde información importante y relevante sobre el caso. Nosotros hicimos una inspección ocular con el Ministerio Público al micro hospital de San Francisco de Moxos", dijo Suárez.

Ese material era para utilizarlo como prueba y desvirtuar la denuncia en su contra, sin embargo no apareció el acta de dicha inspección y tampoco el video.

Las acusaciones 

El proceso penal fue iniciado en 2012 por el secretario de Transparencia Institucional y Lucha Contra la Corrupción, Armando López, por supuestas irregularidades en el proceso de contratación para la construcción de la obra por un monto aproximado de 700.000 bolivianos.

Los delitos por lo que se investiga a la exautoridad y otros de sus colaboradores son incumplimiento de deberes, falsedad ideológica y uso de instrumento falsificado.