Escucha esta nota aquí

El ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana lamentó y consideró desafortunadas las afirmaciones del mandatario peruano Ollanta Humala, que en la víspera dijo que "los presidentes no vamos a recoger presos", en clara referencia a la entrega de Martín Belaunde Lossio que protagonizó Evo Morales. 

"Lamentamos la declaración del presidente Humala, él tiene todo el derecho de declarar que los presidentes no entregan presos, que en parte es verdad, pero nadie le ha pedido a Humala que reciba a un preso", afirmó la autoridad en entrevista con medios estatales. 

Explicó que existen instituciones encargadas de recibir a detenidos, pero afirmó que la acción de Morales de entregar al empresario extranjero fue una muestra de reconstruir confianza en una relación "amigable" y "fluida" con el Perú. 

"Lo que ocasionó Martín Belaunde es un conflicto político entre el Perú y Bolivia y este conflicto era necesario que fuera resuelto con un mensaje político (...) Se decía que había un pacto de complicidad entre Humala y el presidente Evo, lo que nuestro presidente quería decir que no se hacen pactos con nadie", enfatizó Quintana. 

Manifestó que "son desafortunadas" las declaraciones del mandatario peruano y consideró que "las relaciones van a discurrir por los canales en los que se ha trabajado. Hay una reunión bilateral y se va a seguir trabajando. Este es un episodio que no va a afectar esta reunión". 

Quintana se refirió al primer gabinete binacional que celebrarán Perú y Bolivia el próximo 23 de junio y aprovechó para arremeter contra Estados Unidos (EEUU) que, a su criterio, protege a corruptos y no dignifica la región.