Mundo

EUROPA

Alemania: Merkel busca alianzas para gobernar

La canciller Ángela Merkel se reunirá con la segunda fuerza, los socialdemócratas, para buscar un acuerdo y sacar a Alemania de la actual crisis política que atraviesa

AFP AFP Hace 12/8/2017 10:49:00 AM

Escucha esta nota aquí

La canciller alemana, Angela Merkel, y el líder del socialdemócrata SPD, Martin Schulz, se reunirán el miércoles para abordar una posible alianza gubernamental y sacar a Alemania de su actual crisis política, anunció este viernes una dirigente del partido de centro izquierda.

Los delegados del SPD, reunidos en congreso el jueves, dieron su visto bueno a la apertura de conversaciones con los conservadores de Merkel. Además de Merkel y Schulz, Horst Seehofer, dirigente del partido conservador bávaro CSU, aliado de Merkel, también asistirá al encuentro cuyo resultado se antoja incierto.

"Mantenemos unas primeras conversaciones", precisó la líder del grupo parlamentario del SPD, Andrea Nahles, a la radio Deutschlandfunk. "Todavía estamos en una fase exploratoria, aún no estamos negociando", insistió.

En busca de aliados

Cerca de tres meses después de las elecciones legislativas, Merkel sigue en busca de un aliado para formar su cuarto gobierno. El fracaso el mes pasado de las negociaciones entre los conservadores, los liberales y los Verdes obligó al SPD, que quería permanecer en la oposición tras sus malos resultados en las elecciones del 24 de septiembre, a cambiar de opinión.

El partido más antiguo de Alemania baraja varias opciones, entre ellas, una participación a un gobierno dirigido por Merkel o un apoyo desde el exterior a un ejecutivo conservador en minoría.

Los socialdemócratas tampoco descartan rechazar ambas opciones, provocando así unas elecciones anticipadas.

La posibilidad de una vuelta a las urnas preocupa tanto a los conservadores como al SPD ya que, según los sondeos, los comicios sólo beneficiarían al partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD).

Esa formación antiinmigración, antiislam y anti Merkel logró un resultado histórico de cerca del 13% en septiembre, que dio lugar a una Cámara Baja muy fragmentada que dificulta la obtención de una mayoría parlamentaria.