Escucha esta nota aquí

Un niño de un año y ocho meses falleció ayer sábado por bronco asfixia en el hogar "Gota de Leche" del Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges) de Oruro.

El menor será enterrado este domingo luego de que un médico forense realizara la autopsia de ley y se desarrollará su velatorio, informó el titular de la Secretaria de Desarrollo Social de la Gobernación orureña, Martín Mollo.

"El fallecimiento del niño de un año y ocho meses fue a causa de bronco asfixia determinado por el médico forense tras la autopsia (...) y los responsables del Sedeges y "Gota de Leche" han recogido el cuerpo del niño que fue velado ayer por la tarde y hoy seguramente es el entierro", dijo a la ABI.

El sábado, el niño fue encontrado muerto en el mismo hogar aproximadamente a las 06:00. Se trataba de un infante abandonado con desnutrición severa por lo que estaba en tratamiento y también tenía discapacidad, apuntó Mollo.

Según la autoridad, no existe ningún signo de maltrato al menor, sino estaría enfermo y sobrellevando un estado de desnutrición mediante tratamiento por varios meses.

La directora del hogar Gota de Leche, Yoana Sequeira, manifestó que Martín llegó al centro cuando tenía dos meses con un severo cuadro de desnutrición.

"Martín llegó a nosotros a la edad de unos dos meses pesando dos kilos 200 gramos iba a cumplir dos años en marzo próximo, fue recogido de la calle y la policía trajo al bebé", relató.

"Cuando lloraba siempre se ponía muy moradito, pero le hicimos electrocardiograma y tomografía. Los médicos dijeron que no tenía nada, no podía caminar tal vez por su severa desnutrición, recién este mes con ayuda de fisioterapia estaba empezando a caminar", complementó Sequeira.

El Hogar Gota de Leche actualmente alberga a 41 niños y niñas de cero a 6 años.

Esta es la segunda muerte que sucede en un hogar dependiente de una Gobernación en menos de dos meses.

El primer caso fue el fallecimiento del bebé Alexander de ocho meses de edad, que presuntamente perdió la vida tras sufrir una violación. El hecho aún no está esclarecido.