Escucha esta nota aquí

Los investigadores de la colisión del Airbus A320 creen que el copiloto estrelló el aparato "con voluntad de destruir el avión" por razones que se desconocen. El ministro de Interior alemán, Thomas de Maizière, afirmó que no se aprecian "indicios de trasfondo terrorista".

El fiscal de Marsella encargado del caso, Brice Robin, explicó que el copiloto, identificado como Andreas Lubitz, de 28 años, nacionalidad alemana y no clasificado como terrorista, respiró "con normalidad" hasta el momento de la colisión en los Alpes franceses, según la grabación sonora recogida en una de las cajas negras.

Pese a que en los primeros 20 minutos el copiloto mantuvo una conversación "normal y cortés" con el comandante, después se escucha al comandante preparar el informe de aterrizaje en Düsseldorf, al que el copiloto responde de forma "lacónica".

Posteriormente, el comandante pide al copiloto tomar el mando -presumiblemente para ir a hacer sus necesidades- y se escucha el movimiento de una de las butacas y una puerta que se cierra.

En ese momento, cuando el copiloto ya está solo, acciona el sistema de descenso y ya no vuelve a hablar hasta el momento de la colisión.

"Ignoramos la razón, pero puede analizarse como una voluntad de destruir el avión", señaló Robin.

Posteriormente, a preguntas de los periodistas, remarcó claramente que en este momento no existe ninguna pista que indique que la colisión pueda haber sido consecuencia de un atentado terrorista.

Robin agregó que las víctimas no se dieron cuenta de lo que iba a suceder hasta el último momento, porque en la grabación no se escuchan gritos hasta poco antes del impacto.

Niegan indicios terroristas 

La revisión en dos bases de datos, una de la inteligencia alemana y otra de la policía federal, no arrojó ningún resultado positivo que desatase las alarmas en Berlín y un requerimiento paralelo a Lufthansa, matriz de Germanwings, tampoco aportó nada reseñable, según el ministro.

"Todo va a ser investigado", afirmó De Maizière, que reconoció que los interrogantes "se concentran en el pasado de la persona que asumía el puesto de copiloto" en el vuelo 9525, que cubría la ruta entre Barcelona y Düsseldorf.

El ministro de Interior agregó que las fuerzas de seguridad alemanas desde el principio han "trabajado para intentar despejar una posible motivación terrorista" en este suceso.

,

El presidente de Lufthansa, Carsten Spohr y el director de Germanwings  Thomas Winkelmann (L) abordan una conferencia de prensa en el aeropuerto de Colonia-Bonn
,

Lufthansa desconoce los motivos del copiloto

"No hay el más mínimo indicio" sobre los motivos del copiloto que aparentemente estrelló "deliberadamente" el avión A320 de Germanwings en los Alpes franceses, declaró este jueves el presidente de Lufthansa, Carsten Spohr, en rueda de prensa.

Spohr se declaró "estupefacto" ante las declaraciones del fiscal francés a cargo del caso que apuntan a que el copiloto estrelló "deliberadamente" el aparato.

Añadió que "no hay ningún sistema (de seguridad) en el mundo" que pueda impedir un acto como el que acabó con la muerte de las 150 personas a bordo del aparato.